13 mar. 2016

Después del salmón, el pollo a la plancha

En mi entrada anterior hable de mi experiencia cocinando salmón. Este fue mi primer intento real de cocinar algo mas que un huevo revuelto. Pues hoy decidí ver como me iba con pechuga de pollo a la plancha. Lo mas difícil fue esperar que se descongelara la pechuga que un día fue fresca. Mi mayor reserva con la cocina es el tiempo de espera para cada cosa. Mientras esperaba, me puse a preparar el acompañamiento, una ensalada compuesta por: lechuga, tomate, pepino, apio y cebolla. Dicha ensalada estaba complementada con un aliño casero que también prepare que tenia, aceite de oliva, pimienta negra, jugo de limón y ajo. Cabe señalar, que fue una variante de la ensalada de atún a la South Beach, sin atún, ni aguacate, ni mucho menos rábano, la cebolla la incluí yo. Pues listo el pollo para trabajarlo, le toco la sal y pimienta al gusto y un poco de limón, la plancha lista con algo de aceite de oliva y fuego lento. Deje que se cocinara de un lado y luego de otro, procedí a tapar por unos minutos, luego subí el fuego para que tomara un poco de color. El resultado, no sabia que era tan fácil hacer un pollo a la plancha y me gusto.

 Pechuga a la plancha con ensalada.
Foto: Angel Tejeda Piña


No hay comentarios: