22 mar. 2016

Operación Salud


Después de unos casi dos años desenfocado de mi salud, hace unas semanas decidí tomar en serio lo que a la larga podría volverse un mal irreversible. No es un secreto que mi hígado esta casi para paté y que debería llevar una dieta estricta, sumada al gimnasio. En solo 20 días ya estoy casi en mi talla de esa época -cualquiera pensaría que han pasado décadas- en la que mi vida era diferente. Mientras muchos hacen la operación cuadritos, yo hago la operación salud. Antes hacia un lunes a lunes en el gimnasio, ahora estoy gradualmente volviendo a ese estilo de vida. Es un sacrificio, nadie dijo que seria fácil. Estoy feliz con los resultados que estoy viendo en el exterior y que benefician mas mi interior.

En cuanto a la dieta, elimine todas las frituras, el arroz, la papa, el pan, las pastas, el refresco, los jugos y el alcohol. Todo esto durante la primera etapa, en la que con ayuda de mucha agua, jugos verdes, ensaladas y carnes magras limpio mi organismo. La papa no la volveré a incluir, es mi enemiga a muerte y el alcohol ahí veremos, pues el hígado no quiere nada con el.


No hay comentarios: